Su Bebé Se Rascaba Incesantemente, Se Fijan Bien Y Notan Que Esto Está Saliendo De Su Cuello

Los progenitores padecemos mucho cuando uno de nuestros pequeños se enferma, lo único que solicitamos es que cuenten con salud, todo lo demás es secundario. Ese era, justamente, el mayor deseo que tenían Aaron y Emma Whittington para su linda bebé Mya. La niña nació en perfectas condiciones, era una pequeña rozagante y muy alegre, sin embargo cumplidos los 7 meses, la pequeña enfermó y sus progenitores debieron ver salir del cuello de su hijita algo verdaderamente impresionante…

Conforme contaron los progenitores y como vas a poder ver en este vídeo, todo empezó cuando su pequeña presentó los habituales síntomas de una infección ocasionada por bacterias. Tenía una fiebre altísima, decaimiento, ojos llorosos… como la temperatura no bajaba y la niña no dejaba de plañir, decidieron llevarla de emergencias al centro de salud. Allá el médico que la atendió, confirmó lo que pensaban, se trataba de alguna infección o bien un virus, le recetó antibióticos y los mando a casa.

Al otro día los progenitores creían que la niña amanecería en mejor estado, mas lo que vieron los dejó fríos. Mya en lugar de estar mejor, no solo se veía más perturbada y también indispuesta, ahora tenía muy inflamada la zona de la mejilla y el cuello, se aproximaron para verla de forma cuidadosa y se dieron cuenta que algo largo y blanco procuraba salir al exterior. No vacilaron en regresar al centro de salud.

El turno había alterado y esta vez los atendió otro médico, le mostraron lo que tenía en el cuello, manifestó estar muy intrigado y comentó que jamás había visto algo de esta manera, haló del extraño cuerpo que salía de la bebé y después de unos segundos extrajo una pluma de 5 centímetros, si una pluma!!!!

El caso fue tan inusual que le dio la vuelta al planeta y los médicos solo aciertan a decir que piensan que la pluma fue ingerida en algún instante por Mya, esta se le bloqueó en la garganta y al no poder ser tragada, se quedó allá. Por suerte, el cuerpo encontró la manera de expulsarla al exterior. Impresionantemente la pequeña no padeció una infección peor y el día de hoy se halla totalmente recuperada y feliz.

Los progenitores todavía preservan la pluma para tener la prueba suficiente a fin de que Mya les crea la ida historia que de bebé protagonizó.

Mira en el vídeo a continuación más detalles de lo ocurrido y cuéntanos si has oído sobre un caso tan extraño como este.

Loading...